La mujer que mantiene encendida la llama: iching 37iching 37

Este hexagrama (iching 37) es lo que en sociedades conservadoras definirían como la expresión de lo que debe ser una mujer, femenina y doméstica. La mujer recibe calurosamente al hombre cuando vuelve del trabajo. Lo espera en casa y vigila que el fuego no se apague.

(Nota del autor: Podemos estar o no de acuerdo con esta visión de las mujeres, el caso es que en el mundo hay personas que comparten esta visión y este libro simplemente se hace eco de esa realidad y se limita a mostrarla).

Desde el punto de vista del carácter, si eres una mujer es perfecto porque serás femenina. Pero si eres un hombre, serás un hombre afeminado. Esto en otra época o en otra sociedad podría ser problemático, pero en la España del s.XXI no lo es. Que a un hombre le gusten las tareas del hogar no es ningún problema o que sea muy atento con su novia no es en absoluto una debilidad, sino todo lo contrario. Del mismo modo, decir que una mujer es femenina no tiene porqué ser “perfecto”.

Si eres un hombre y te sale este hexagrama (iching 37), significa que eres calmado, introvertido y será difícil que lideres un proyecto empresarial que necesita un crecimiento rápido. En estos momentos, más que centrarse en crecer hacia fuera, hay que centrarse en fortalecerse internamente. Te aguardan numerosos problemas que deben solucionarse en tu negocio, pero da prioridad a los problemas internos sobre los externos.

Si te sale este hexagrama (iching 37), antes de actuar por tu cuenta, pide consejo a tus padres o a gente más experimentada que tú.

Si eres una mujer y ama de casa, este hexagrama (iching 37) es perfecto para ti. Significa que tu hogar goza de armonía, la vida en la alcoba es satisfactoria y cuidarás muy bien de tu marido. Ahora bien, si eres una mujer y sientes que es un comentario misógino, entonces este hexagrama no se interpretará como bueno. Lo dejo a la discreción del lector.

Ejemplo de interpretación: iching 37

El verano pasado vino a verme una mujer de unos 35 años para preguntarme sobre la marcha del negocio de su marido. Le salió este hexagrama (iching 37).

Le dije que su marido no estaba siendo capaz de tirar del negocio con energía y confianza. Pero me pareció que lo que realmente quería preguntar la mujer era otra cosa, la existencia de otra mujer en la vida de su esposo. La mujer se ruborizó y a continuación me dijo que todavía no tenían hijos y creía que esa era la razón por la que se había echado en brazos de otra. Le dije que ella podía tener un hijo, que de esa forma podía mantener encendida la llama de su hogar. Le aconsejé que aguardará discretamente hasta que el negocio de su marido prosperara, cosa que no tardaría mucho en ocurrir. Su marido volverá a casa, le dije.

Más tarde me enteré que superaron su breve crisis matrimonial y ahora esperan a su segundo hijo.

 

Aviso: los ejemplos de interpretación tienen el propósito de facilitar la comprensión del iching. Tanto las personas, empresas, entes y marcas que en estos ejemplos puedan aparecer o hacer referencia se han anonimizado para proteger sus identidades, y los casos en ellos mencionados no se corresponden con exactitud a la realidad.

Summary
Review Date
Reviewed Item
iching 37
Author Rating
51star1star1star1star1star