El sol que se pone detrás de la montaña: iching 36iching 36

Significa que rompe la brillantez. El sol se ha puesto pero la luna todavía no ha salido, y la noche es oscura. Es peligroso caminar a oscuras si no ves nada, lo mejor que puedes hacer es esperar con tranquilidad a que amanezca. Tu suerte es débil. Tratar de convencer a alguien de que tienes razón sobre algo que no se puede ver, es tarea inútil. En estas circunstancias, hay que aguantar el chaparrón y esperar a que el contexto cambie a favor. Así es el iching 36.

Aunque tengas muchas habilidades, si las muestras en público sólo atraerás la envidia malsana de la gente. En estos momentos, tus habilidades y capacidades no serán bien recibidas por la gente.

Estás atravesando un periodo en el que te puedes deprimir o desanimar con facilidad. En las relaciones de pareja es muy posible que haya desconfianza mutua. En los negocios ya has recibido varias heridas; si la perdida ha sido pequeña, es mejor que abandones el negocio para evitar males mayores.

Pero este hexagrama (iching 36) tiene un buen significado para aquellas personas que trabajan “resguardados de la mirada del público”, como por ejemplo investigadores de laboratorio.

Como la noche es oscura, es posible descansar profundamente y recuperar las fuerzas. Si te sale este hexagrama (iching 36), es hora de cuidar tu estado físico y ser fiel a ti mismo.

Ya ha anochecido, por lo que no es buen momento para casarse. De hecho, es más probable que se rompan los compromisos de boda. Ahora bien, si no se trata de una boda formal, sino que es el caso de una pareja de hecho la interpretación cambia radicalmente.

Ejemplo de interpretación: iching 36

En 2009, un emprendedor de 36 años compartió su preocupación conmigo. Su startup había perdido la confianza de los inversores y tras tres años investigando en un prototipo se había quedado sin financiación. En la consulta obtuvo este hexagrama (iching 36).

El hexagrama muestra gráficamente por lo que está atravesando esta persona. Pero también dice que todavía le quedan fuerzas para recuperarse. Así que le dije que su suerte no era buena en esos momentos, que desde un punto de vista de los negocios ahora estaba seco (como su caja). Que una de las causas principales de lo sucedido estaba en un mal cálculo (una mala previsión) por su parte. Le dije que seguramente a él todavía le quedaban recursos (algún ahorro en el banco, un piso o un terreno; en casos extremos friends, family and fools) propios y que éste era el momento de hacer uso de ellos, que de hacerlo conseguirá una nueva oportunidad. Pase lo que pase en la actualidad, lo que debe hacer es recuperar fuerzas y no se impaciente. Cuando pase el tiempo se dará cuenta de que hizo lo correcto.

Si este emprendedor hubiera sido una persona con muchos más años, no lo hubiera interpretado de la misma manera. Le hubiera dicho que lo más importante para él ahora era la salud y no la empresa. Le dije que lo volviera a intentar porque era joven y todavía tenía fuerzas y esperanzas. Siete años más tarde, el joven emprendedor es hoy uno de los empresarios más admirados del panorama nacional.

 

Aviso: los ejemplos de interpretación tienen el propósito de facilitar la comprensión del iching. Tanto las personas, empresas, entes y marcas que en estos ejemplos puedan aparecer o hacer referencia se han anonimizado para proteger sus identidades, y los casos en ellos mencionados no se corresponden con exactitud a la realidad.

Summary
Review Date
Reviewed Item
iching 36
Author Rating
51star1star1star1star1star